Orígenes del LED

 

Hace algo más de un siglo, la bombilla eléctrica revolucionó la utilización de la luz. Hoy día, con los LED, volverá a suceder. Los LED abren las puertas a una manera novedosa de entender la iluminación: el paso de la "cultura de la bombilla" a la "luz digital". Las luces ya no constituyen un complemento frágil e inmóvil, sino una parte integrante del diseño.


Por ser tan pequeños, los LED pueden integrarse en los materiales utilizados para diseñar. Así, se acabaron las instalaciones tradicionales y aburridas. Ahora se pueden crear efectos emocionantes basados en un alumbrado “invisible”


La iluminación ya no es puramente funcional: no se limita a un simple instrumento para permitirnos ver o para indicarnos que el café ya está listo. Se ha convertido en una herramienta de diseño, que permite cambiar el aspecto de un espacio con tan solo pulsar un interruptor, pintándolo con luces de colores. La iluminación ahora es un elemento que interactúa con nosotros, que nos sigue a medida que avanzamos por un edificio o lugar. Puede sonar a tópico, pero gracias a los LED la imaginación es lo único que pone límite a sus creaciones.
 


¿Qué es un LED?

Los LED, o díodos emisores de luz, son mucho más que simples bombillas de tamaño reducido: constituyen una revolución para la iluminación. Nos permiten crear efectos de iluminación que años atrás eran inconcebibles. Gracias a los LED se puede crear libremente cualquier instalación o efecto luminoso que se imagine.
Los LED ofrecen muchas ventajas frente a las bombillas tradicionales. La importancia de dichas ventajas dependerá de su aplicación específica, pero incluyen:
 

  • Larga duración (50.000 horas)
  • Bajo coste de mantenimiento
  • Más eficiencia que las lámparas incandescentes y las halógenas
  • Encendido instantáneo
  • Completamente graduable sin variación de color
  • Emisión directa de luces de colores sin necesidad de filtros
  • Gama completa de colores
  • Control dinámico del color y puntos blancos ajustables
  • Ventajas de diseño
  • Libertad total de diseño con luces invisibles
  • Colores intensos, saturados
  • Luz direccionada para sistemas más eficaces
  • Iluminación fuerte, a prueba de vibraciones
  • Ventajas medioambientales
  • Sin mercurio
  • Sin irradiaciones de infrarrojos o ultravioletas en la luz visible

Ventajas del LED en hostelería y comercio

En el sector de la hostelería, el estilo y las tendencias son tan importantes como en el mundo de la moda. Los gustos populares cambian regularmente y de forma muy rápida. Un alumbrado fijo ofrece posibilidades únicas para crear efectos decorativos y dinámicos que pueden cambiar igual de rápido.
En los cafés, bares y restaurantes, los LED ya se utilizan regularmente para las señales luminosas, ya que, en comparación con los tubos de neón, son más pequeños, robustos, baratos y seguros y además duran más. Los clubes nocturnos también utilizan cada vez más los LED para crear una atmósfera excitante y colorida con el fin de diferenciarse los unos de los otros y atraer así a un mayor número de clientes.
En la actualidad, los hoteles otorgan una gran importancia a la sostenibilidad. Puesto que un aplique empotrable de 3 W equivale en potencia a una lámpara halógena de 20 W, la iluminación fija constituye un gran logro medioambiental. No sólo crea un ambiente atrayente, sino que también contribuye directamente a la sostenibilidad Además, los LED no se pueden extraer con facilidad, lo que supone una gran ventaja para los gerentes de hoteles, que saben bien que cualquier cosa pueda extraerse puede robarse.
Actualmente ya se instalan LED en lámparas de habitaciones, pasillos, recepciones y áreas comunes de entretenimiento. Ahora mismo la iluminación fija es más común en los lugares donde se requiere colorido. Aun así, el desarrollo de la tecnología de LED hace mejorar constantemente la eficacia de las luces blancas, con lo que en unos años la iluminación fija se convertirá en una alternativa viable a las lámparas halógenas y las fluorescentes.
En el sector del comercio minorista los cambios ocurren rápidamente, con nuevas promociones y colecciones casi a diario. Una iluminación versátil con LED ofrece la solución perfecta para crear entornos únicos y adaptables en completa sintonía con el dinamismo del secto
Las propiedades exclusivas de la iluminación fija favorecen la creación de entornos comerciales emocionantes. Su tamaño reducido permite fabricar las luces en estantes, y su gran variedad de tonos permite crear tantos diseños como pueda imaginar. Con unos colores intensos, un bajo consumo y unos costes de mantenimiento mínimos, el alumbrado con LED es la solución ideal para los comerciantes que quieran destacar entre la multitud.
 

¿Cómo funcionan?

 

Un LED es un dispositivo semiconductor. Cuando se suministra corriente a un LED, los electrones se mueven a través del material semiconductor y algunos pasan a un estado energético más bajo. Durante el proceso, se emite la energía "excedente" en forma de luz. La longitud de onda (y, por lo tanto, el color) se puede ajustar utilizando diferentes materiales semiconductores y procesos de manufacturado distintos. Es más, la difusión de la longitud de onda de la luz emitida es relativamente corta, por lo que los colores son más puros.
Actualmente, la mayoría de LED se fabrican con materiales semiconductores compuestos tradicionales, como el nitrito de galio (GaN). Sin embargo, también están empezando a aparecer los LED hechos de materiales orgánicos (los OLED, Organic Light Emiting Diode). Los LED fabricados a base de polímeros (normalmente llamados PLED o PolyLED) ofrecen muchas de las ventajas de los LED tradicionales y a su vez pueden convertirse en fuentes de luz flexibles.